Loading...

Por qué debemos adorar al Creador del Universo

Home / ¿Quién es Allah? / Por qué debemos adorar al Creador del Universo

¿Te has parado a pensar alguna vez sobre tu propia existencia y cómo se mantiene todo en perfecta armonía a tu alrededor? ¿De verdad crees que todo lo que ves apareció de la nada o fue solo pura coincidencia? Tú mismo eres testigo de esta vida  y este universo tan  increíble y lo que pasa en él y, seguramente, sabes bien que ninguna criatura pudo haber hecho tal cosa. La pregunta es: ¿Quién es el Creador del universo?

 

Todo lo que es creado ha tenido que ser diseñado primero. Por ejemplo, tu teléfono probablemente ha sido diseñado con la tecnología más sofisticada que existe y tiene funciones muy complejas. Piensa entonces, si la complejidad de este teléfono no es nada comparada con la complejidad del universo y la de  los seres humanos ¿cómo podemos creer que algo como un teléfono debe tener un diseñador y un creador, pero este universo tan perfecto y grandioso no tiene ni necesita uno ?

 

Tu Creador y Señor es Allah, Él mismo te lo hace saber:

 

_“Tu Señor es Allah, Quien creó los cielos y la Tierra en seis eras (1) y luego se elevó (istiwa) sobre el Trono [de manera que se corresponde a su majestuosidad]. Hace que la noche y el día se sucedan. Creó el Sol, la Luna y las estrellas sometiéndolas a Su voluntad. ¿Acaso no Le pertenece la creación y Él es Quien dictamina las órdenes según Él quiere? ¡Bendito sea Allah, Señor del universo!” 

[Surah Araf: 7:54]_

 

Solo puede haber un Creador, Señor y Dueño de todo. No tiene lógica pensar que hubiera más de una deidad creadora de todo  ya que si fuera así, estarían compitiendo entre ellas y este universo sería un completo caos. Este mismo mundo que nos rodea y ese sentimiento e inclinación natural en nuestros corazones que nos dice que Dios existe, nos lleva a la conclusión de que el Creador sólo puede ser uno. Cuando finalmente tu corazón admite esto seguramente te preguntarás ¿entonces, por qué nos creó ? Ciertamente, Dios no nos dejó en este mundo sin ningún propósito.

 

Este propósito no es más que adorarle a Él exclusivamente, tal cual nos ordenó, sabiendo que nosotros Lo necesitamos constantemente pero Él, sin embargo,  no necesita absolutamente nada de nosotros ni del resto de Su creación.

 

_“No he creado a los yinnes (2) y a los seres humanos sino para que Me adoren. No pretendo de ellos ningún sustento ni quiero que Me alimenten, ya que Dios es el Sustentador, el Fuerte, el Firme.”

 [Surah Ad Dhariyat, 51:56-58]_

 

Allah merece ser adorado con amor y esto es algo que ocurre naturalmente cuando aprendemos sobre Él, de Sus bellos y sublimes nombres y de Sus perfectos atributos  y acciones. Le amamos, porque Él es el más Misericordioso, El que todo lo perdona (Allah perdona todos los pecados, no importa cuán grande sea el pecado, siempre y cuando nos arrepintamos a Él sinceramente). Allah es el que verdaderamente aprecia y agradece  hasta la más pequeña obra que hagamos por Él . Allah es el que ama realmente y ama a sus verdaderos creyentes con un amor incomparable.  Allah es el que responde a nuestras súplicas y ama escucharnos cuando sinceramente le rogamos a Él únicamente, sin asociados, sin intermediarios.

 

_“Y si Mis siervos te preguntan por Mí [¡oh, Muhammad!, diles que estoy cerca de ellos (con Mi conocimiento). Respondo la súplica de quien Me invoca (sin ningún intermediario o intercesor). [Entonces] que me obedezcan y crean en Mí, que así se encaminarán.”

[Surah Baqarah,2:186]_

 

Al mismo tiempo, esto no puede tomarse como justificación para desobedecer a Allah y ser un tirano y opresor creyendo que uno va a recibir el perdón de Dios así sin más. Allah es el Más justo y Él también castiga justamente a quien se lo merece. Por esta razón también tememos Su castigo. Allah puede hacer con nosotros lo que Él quiera, siempre que lo desee. Tanto los creyentes y no creyentes son siervos de Allah y están bajo Su control.

 

Es muy importante entender sobre la perfección del Creador. Los atributos de Allah son perfectos. Él es el Primero, no hay nada que Le preceda. Él es el Último, es decir,  todo tiene un final excepto Él. Allah es el Altísimo, nada está por encima de Él y es el Eterno, y a Él retornaremos, y lidiará con todas las personas de la manera más perfecta y justa. Él no engendra ni es engendrado. No hay nada como Él.

Los que atribuyen divinidad a Jesús olvidan o ignoran el hecho de que Jesús estaba en el vientre de su madre. Jesús necesitó nutrirse, nació y creció como un hombre y se le confió el Evangelio (Inyil) como un mensaje a los Hijos de Israel. Fue un mensajero humano y llamó a su nación a adorar al único Dios verdadero, y no a que le adorasen a él ni a su madre. Jesús fue un hombre que necesitaba comer, caminar, dormir, descansar y así sucesivamente por lo tanto, no pudo tener ningún atributo divino porque él necesitaba de su Creador, al igual que nosotros, Allah  el Dios de Jesús, el Único Dios verdadero libre de cualquier imperfección y absolutamente libre de necesitar nada ni nadie.

 

_ “Di: “Él es Allah es Uno, Allah es el Absoluto, No engendró ni fue engendrado.  Y no hay nada ni nadie que sea semejante a Él”. [Surah 112]_

 

Jesús fue un hombre a quien Dios escogió para ser uno de los más grandes profetas . Allah envió milagros junto con los Profetas como señales divinas para que la gente creyera en ellos. Jesús nació de una manera milagrosa, ya que no tuvo un padre y su madre era virgen. Sin embargo, esto no es menos milagroso que la creación de su padre Adán, a quien Dios creó con Su propia mano y no tenía madre ni padre. Esto es algo fácil para Allah.

 

_“Cuando Él (Allah) decide decretar algo, le dice: “¡Sé!”, y es”.

[Surah Yasin, 36:82]_

 

Allah nos informa sobre Sí mismo al enviarnos  libros divinos y profetas. Todos los profetas, desde Adán a Noé (Nuh), Ibrahim (Abraham), Yaqub (Jacob), Musa (Moisés), Dawud (David), Sulayman (Salomón), ‘Isa (Jesús), y Muhammad, la paz sea con todos ellos , fueron enviados por Dios con el mismo mensaje: Adorad a Allah sin asociar nada ni nadie con Él. Esto es el Islam, el creer en la Unicidad de Allah y someterse completamente a Él. Esta es la verdadera religión de todos los profetas que luego fue distorsionada por cierta gente de entre los Judíos y los Cristianos. Allah nos dice en Sus libros que nos creó para este noble propósito para adorarle solo a Él y también nos dijo por qué debemos adorarle con amor y anhelando Su recompensa y por qué debemos temer Su castigo. Dios nos dejó todo claro.

 

_“No envié en el pasado a ningún Mensajero, excepto que recibiera la misma revelación que tú: “Nada ni nadie merece ser adorado excepto Yo, ¡Adoradme solo a Mí!” .[Algunos] dicen: “El Misericordioso ha tenido un hijo”. ¡Glorificado sea! Por el contrario, [los ángeles y los Profetas] son sólo siervos distinguidos”.

[21: 25-26]_

 

Hoy en día, mucha gente piensan que existen varios dioses y que cada uno puede elegir el Dios que desea adorar. O que todo el mundo puede adorar al mismo Dios de la manera que a uno le plazca. Allah, que nos ha creado para Su adoración, nos ha enviado profetas con  instrucciones claras sobre cómo adorarlo  y el último profeta con esta guía fue Muhammad, la paz sea con él, la cual se ha conservado intacta  y perfecta hasta el día de hoy.

 

Excepto el Islam, el resto de religiones como el cristianismo, Judaísmo, Budismo, hinduismo… están basadas en adorar a alguien o a algo de la creación de una forma u otra, aparte o en vez del Creador del universo. Por ejemplo, los cristianos y especialmente los católicos, alegan que ellos adoran a un solo Dios, sin embargo le piden a María y santos  en oraciones para  que intercedan por ellos. Otro ejemplo muy parecido de asociar a Dios con otras personas o cosas lo encontramos en el Hinduismo, donde se cree en un Dios Trinitario responsable de la creación (Brahman) y multitud de deidades representadas en imágenes como Ganesh, el dios elefante, las cuales se adoran tanto en las  casas como los templos. Estos son ejemplos de dos religiones distintas pero comparten el mismo concepto de asociar a alguien con Dios en la adoración.

 

Este concepto de intercesión divina es como el  argumento que dice no se puede alcanzar al rey directamente sino a través de los que están más cerca de él” y por lo tanto necesitas un intercesor con tu creador y esto es una declaración de politeísmo que contradice el mensaje de todos los profetas de adorar a Allah exclusivamente. La razón es porque a través de estos mediadores (como los santos), la persona pone su esperanza, amor, reverencia, fervor, agradecimiento, etc., en otro que no es Allah, el Creador del Universo, el único que  realmente  puede responder a las súplicas y merecedor de toda adoración. ¿Cómo puede ser un verdadero Dios si Él necesita un intercesor para responder a nuestros ruegos? Allah es autosuficiente y no necesita absolutamente nada de Su creación.

 

_Allah es la Verdad (el único Dios verdadero, el cual no tiene ni asociados ni rivales con Él), y aquello que [los idólatras] invocan en vez de Él es falso. Allah es el Sublime, el Grande”. [22:62]_

 

En el Islam, todo el culto se dirige exclusivamente a Allah, ya que es la religión que Él ha elegido para Su creación. La palabra Islam significa someterse a Allah a través de Su adoración exclusiva, sometiéndose totalmente a Él con obediencia y alejándose de la idolatría y los idólatras”. No hay necesidad de un intercesor para confesarle nuestros pecados ya que ese supuesto intercesor también necesita de Allah al igual que nosotros.

 

Tu  corazón desea adorar a Allah y lo sabes muy bien dentro de ti. Sabes muy bien cómo satisfacer tus otros deseos como cuando se te antoja comer algo que te gusta, o cuando quieres ver cosas que te agraden o cuando  buscas algo que te contente cuando te sientes deprimido. Sin embargo, ¿como complaces a tu corazón?¿ has intentado escucharlo? Tu corazón es la parte más importante en ti, ¿lo estás cuidando?.

Sé sincero contigo mismo, ¿eres realmente feliz?, ¿estás verdaderamente en paz  y con el corazón tranquilo? Tu corazón estará finalmente en paz  y feliz cuando agradezcas verdaderamente a Allah y te humilles ante Él y tengas una relación con tu Creador. Sin embargo, tu corazón está privado de esa paz y , es por esto  que no está feliz y nunca lo vas a ser hasta que le des aquello por lo que está llorando.

 

 _“Quien someta su rostro [su persona] a Allah siendo un Muhsin (el que realiza buenas obras , solamente por complacer a Allah, sin buscar elogios o la fama, y las hace siguiendo la Sunnah- el camino del Mensajero de Allah, la paz sea con él) se habrá aferrado al asidero más firme. Todo vuelve a Allah  para ser juzgado”. Surah Luqman, 31: 22_

 

Esta es la verdad. Si crees que solo hay un solo Dios que merece ser adorado, que Jesús no era más que un ser humano y un profeta enviado por Dios para difundir el mismo mensaje que el resto de los otros profetas mencionados en el antiguo testamento y que Muhammad es Su último Profeta y Mensajero que vino para confirmar el mismo mensaje que el resto de los profetas, debes saber que tu creencia es la de un Musulmán y tan solo debes decir las siguientes palabras en árabe la cuales significan: “Testifico que no hay nada ni nadie que merece ser adorado excepto Allah y que Muhammad es su siervo y mensajero”.

 

Puede contactarnos y mandarnos sus preguntas en nuestra página www.islampreguntas.com

Notas aclaratorias

(1) La palabra árabe “iaum” implica eras o espacios de tiempo. El detalle de ese proceso de creación es mencionado en Corán 41:9-12.

(2) Los yinn son parte de la creación de Allah. Los creó del fuego antes de crear a Adán, como Allah dice en el Corán (interpretación del significado):

“Hemos creado al hombre de arcilla, de barro maleable. Y al genio lo creamos antes [que al hombre] de fuego.” [15:26-27]  

Tal como Adán tuvo descendientes, también los tuvo Iblis (Satanás) como Allah dice sobre Iblis (interpretación del significado):

“Y cuando dijimos a los Ángeles: Postraros ante Adán. Lo hicieron, excepto Iblis que era uno de los genios y desobedeció la orden de su Señor. ¿Acaso tomáis a él y a sus descendientes como protectores en vez de tomarme a Mí, a pesar de que son vuestros enemigos? ¡Qué malvado es el intercambiar por los Zalimún (politeístas y malhechores)!” [18:50]  

Allah creó a los yinn y a la humanidad para que lo adoraran. Quien lo obedezca entrará al Paraíso y quien lo desobedezca entrará al Infierno.  

 

Comments(0)

Leave a Comment