Loading...

21 Consejos Para Educar a los Niños

Home / Niños / 21 Consejos Para Educar a los Niños

Educar a los hijos es algo complejo que requiere paciencia y tacto. Algunos niños necesitan que se les trate cariñosamente, con ternura y sin levantarles la voz y se rebelan cuando se les trata con dureza. Otros niños sin embargo, necesitan a alguien que sea firme con ellos pero sin exceder los límites porque en ese caso el niño se vuelve terco y no obedece. Le pedimos a Allah que nos dé facilidad en la crianza de nuestros hijos, ya que es una tremenda responsabilidad que cargan los padres.

Allah, el Exaltado, dijo (traducción del significado): “¡Oh vosotros que poseéis fe, protegéos vosotros y vuestras familias del Fuego.” [66: 6]

Y en Bujari y Muslim, se encuentra el hadiz de ‘Abdullah ibn ‘Umar, que Allah esté complacido con él, que dijo: El Mensajero de Allah, la paz sea con él, dijo:” Cada uno de vosotros es un pastor y cada uno de vosotros es responsable (de su rebaño). Así que el que manda es un pastor y es responsable de los suyos, el hombre es el pastor de su familia y él es responsable (de ellos), la mujer es el pastor de su casa y ella es responsable, y el esclavo, el pastor de la riqueza de su dueño y él es responsable. Cada uno de vosotros es un pastor, y cada uno de vosotros es responsable (por su rebaño) “.

Es esencial que los padres colaboren mutuamente en la educación de sus hijos. Si uno de los padres no cumple con su responsabilidad tendrá un impacto negativo en el desarrollo del niño, a menos que Allah, glorificado sea, lo quiera (de otra manera).

El niño debe ser enseñado acorde a su nivel y comprensión. A continuación he preparado varios ejemplos

1 . En la primera etapa (del desarrollo del niño) se le puede enseñar acerca de Allah, señalando con el dedo hacia el cielo.

2 . Cuando le das a tu hijo algo de comida, ya sea un trozo de pan o algo similar, enséñale a comer con la mano derecha.

3 . Si la comida está caliente, entonces enséñale a que no sople en ella,  El Profeta, la paz sea con él, prohibió soplar en los platos de comida. Además si el niño ve a alguien que también aplique esto, vas a ver que él hará lo mismo, al igual que con otras cosas. Esto está confirmado por la declaración del Profeta, la paz sea con él, “Cada niño nace en la Fitrah (disposición natural de adorar Allah únicamente), pero los padres lo hacen un judío, cristiano o un  zoroástrico (1)”.

Y en Sahih Muslim está el hadiz de ‘Iyad ibn Hummar, quien dijo: El Mensajero de Allah, la paz sea con él, dijo: “Allah, El Exaltado, dijo: ‘He creado mis siervos Hunafa (bajo puro Tauhid -Monoteísmo-), pero los demonios los desviaron. ”

4 . Cuando el niño tenga aproximadamente un año y medio, enséñale a decir “Bismillah” (en el nombre de Allah) cuando quiera comer. Después se acostumbrará y se convertirá en algo natural y el mismo niño lo dirá.

5 . Cuando sientas que el niño está preparado para comprender los pilares del Islam, el Iman (fe), y el pilar del  Ihsaan (la perfección en la adoración), empieza a enseñarselo. No fijes una edad determinada para enseñarle, porque en cada niño el intelecto y la comprensión se desarrollan de manera diferente. Los pilares del Islam son los siguientes:

Se narra bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas, que Allah esté complacido con él, quien dijo: El Mensajero de Allah, la paz sea con él, dijo: “El Islam se basa en cinco (pilares): (I) dar testimonio de que la ilaha ílla Allah (nada ni nadie merece ser adorado excepto Allah) y Muhammad es el Mensajero de Allah, (II) establecer la oración, (III) pagar el zakat, (IV) ayunar en Ramadán, y (V) hacer la peregrinación (Hajj) a la Casa (es decir, a la Kaaba en la Meca).” (2)

Los pilares del Iman (fe) son:

Bajo la autoridad de Abu Hurayrah, (que Allah esté complacido con él) quien dijo: El Mensajero de Allah, la paz sea con él, dijo: “La fe es creer en Allah, los Ángeles, los Libros [todos los Libros Revelados], los Mensajeros, y la Resurrección final. ” (3)

El pilar de Ihsaan (Perfección en la adoración) es:

“Es adorar a Allah como si le vieses, aunque no seas capaz de verle (adora a Allah como si le vieras) porque Él te ve.” (3)

6 . Enséñele cómo realizar el Wudu ‘(ablución) de acuerdo a la Legislación Islámica.

7 . Cuando estes comiendo de un plato dile que debe de comer de lo que está más cerca de él. En el Sahihayn (es decir Bujari y Muslim) se encuentra el hadiz de ‘Umar bin Abi Salamah quien dijo: “Yo estaba comiendo moviendo mis manos alrededor del plato, por lo que el Profeta, la paz sea con él, me dijo: “¡Oh, muchacho, menciona el nombre de Allah, come con la mano derecha y come de lo que está más cerca de ti.” ‘

8 . Acostumbrale al  buen comportamiento. Cuando tenga siete años enséñale el Salah (oración).

Abu Dawud dijo: El Mensajero de Allah, la paz sea con él, dijo: “Ordene a sus hijos a realizar el Salah (oración) cuando llegan a la edad de siete años, pegales [nota: seguiendo la legislacion isl’amica nunca excediendo los limites] (si se vuelven perezosos con ello) a la edad de diez y separarles de sus camas ” (4)

9 . Separa a los niños de las camas cuando llegan a la edad de diez años; el Hadiz que prueba esto se menciona arriba.

10 . Entrena a tu hijo a ayunar, siempre y cuando no le debilite para que cuando se haga mayor ya esté acostumbrado a ello.

Bujari titula un capítulo de su Sahih (4/200) como “Capítulo El ayuno de los niños”. En el, dijo, ‘Musaddid nos dijo que Bashr bin Mufaddal dijo bajo la autoridad de Khaalid bin Dhikwaan bajo la autoridad de Rubai’ bint Mu’awwidh que ella dijo,

El Profeta (la paz sea con él) envió un mensajero al pueblo de los Ansar en la mañana del día de Ashura para que les dijera que quien se despertó sin estar ayunando entonces que continuara el dia sin ayunar, y el quien se despertó ayunando entonces que continuara ayunando. Ella tambien dijo:

“Así que a partir de entonces ayunamos ese dia (Ashura) y haciamos que nuestros niños ayunasen también.  Les soliamos hacer  juguetes de lana y cuando lloraban por la comida se los dábamos (y seguían así) hasta que ya era hora de romper el ayuno “.

11 . Enseñe a su hijo la ‘Aquida (Creencia) correcta.

Dile a tu hijo lo que el Profeta (lla paz sea con él,) le dijo a Abdullah bin ‘Abbás (que Allah esté complacido con él): Oh muchacho! Ciertamente, te voy a enseñar unas palabras. Se consciente de Allah (cumpliendo con Sus ordenes y respetando Sus prohibiciones) y Él te protegera. Respeta Sus derechos, lo hallarás, (siempre) cerca de ti. Si pides, pide a Allah; si buscas ayuda, busca la ayuda de Allah.

Y que sepas que si toda la nación se juntara con el fin de beneficiarte con algo, no serian capaces de beneficiate con algo a menos que Allah lo haya escrito para ti. Y si se juntasen para hacete daño con algo, no serían capaces de hacerte daño en nada excepto lo que Allah ha escrito en tu contra. Las plumas se han levantado y las páginas se han secado “.

 12 . Aconseja a tu hijo con un consejo similar a lo que Luqmaan aconsejó a su hijo:

Allah el Exaltado dijo (traducción del significado):

“Y (recuerda) cuando Luqmaan le dijo a su hijo mientras le aconsejaba, ‘¡Hijo mío! No asocies nada ni nadie (en la adoración) con Allah pues hacerlo es una gran injusticia. Hemos encomendado al hombre que trate bien a sus padres. Su madre lo llevo en el vientre con debilidad y fatiga y fue destetado a los dos años. A Mi has de volver. Pero si se empeñan en que Me asocies algo de lo que no tienes conocimiento, entonces no los obedezcas. Pero acompáñalos en el mundo como es debido. Y sigue el camino de los que se vuelven a Mí en todo. Después, a mi habréis de volver y os haré saber lo que hacíais. ¡Hijo mio! Incluso el peso de un grano de mostaza dentro de una roca, o en los cielos o en la tierra, Allah lo traería a colación; es cierto que Allah es Sutil, Penetrante. ¡Hijo mio! Establece la oración, ordena lo reconocido, prohíbe lo reprobable y ten paciencia con lo que venga, es cierto que eso es parte de los asuntos que requieren entereza. Y no pongas mala cara a la gente ni andes por la tierra con insolencia, pues es verdad que Allah no ama al presumido y jactancioso. Se moderado al caminar y baja la voz, pues ciertamente la más desagradable de las voces es la del asno. [Surah Luqman 31: 13-19]

13 . Enséñale a pedir permiso cuando quiere entrar: Allah dice en el Corán (traducción del significado)

“¡Vosotros que creeis! Que aquellos que poseen vuestras diestras y los que de vosotros no han llegado a la pubertad os pidan permiso en tres ocasiones: antes de la adoración del alba, cuando al medio dia aligeráis vuestros vestidos y después de la oración de la noche, pues son tres momentos de intimidad que tenéis; fuera de ellos no hay falta si os frecuentais unos a los otros. Así es como os aclara Allah Sus signos”.[24:58]

14 . Enséñale que son las cosas prohibidas para que se aleje [de ellas], Abu Huraira –que Allah esté complacido con él- relató que Al-Hassan cogió un dátil dado en limosna y lo puso en su boca, y el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- le dijo:

“¡Déjalo! ¡déjalo! Acaso no te he enseñado que no comemos de limosna?”(5)

15 . Enséñale los significados de las versículos (del Qurán)  y de los hadices que le enséñas

16 . Vincula su corazón a Allah –alabado y ensalzado sea-, mientras que algunos niños, vincularán su corazón a esta vida o a los grados universitarios. Sus corazones estarán  llenos de tinieblas y probablemente esas tinieblas le arrebaten.

17 . Hay que cuidar de él, enseñándole el Qurán, es necesario enseñarle todos los días, aunque solo sea una aleya. Los que se dedican al Corán, son los mejores de la gente, como fue narrado por Al-Bukhari según ‘Uthman Ibn ‘Affan, el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“El mejor de vosotros es el que aprende el Corán y lo enseña a los demás”. (6)

Y el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- recomendó dar importancia al Corán. Al-Bukhari narró que Talha preguntó a ‘Abdallah Ibn Abi Awfa: “¿El Profeta recomendó alguna cosa?” Él dijo: “no”. Yo dije:” Como pues llegó a la gente su recomendación: se les ordenó pero no recomendó? Él dijo: Él les recomendó el Libro de Allah”. Al-Hafid Ibn Hajar dijo: El sentido de lo que dijo “él les recomendó el Libro de Allah” significa aprenderlo con el corazón, seguirlo, poner en práctica sus órdenes, alejarse de sus prohibiciones, recitarlo y memorizarlo constantemente.

Y el Corán intercederá para el que lo aprende, como fue narrado por el Imam Muslim según Abu Umama Al-Bahili, el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Leed el Corán, ya que él intercederá en el Día de la Resurrección por los que lo leían”.

También narró según An-Nawas Ibn Sam’an Al-Kilabi, que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Se hará venir al Corán y a los que lo ponían en práctica. Sura Al-Baqara y Al-‘Imran estarán delante e intercederán por el que los hubiese aprendido”.

Hay muchos hadices sobre las virtudes del Corán y de los que lo aprenden:

‘Aisha –que Allah esté complacido con ella- relató que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Quien lea el Corán con soltura está entre los escribas nobles y piadosos [ángeles] y quien lea con dificultad tendrá dos recompensas”. (Al-Bukhari y Muslim)

Abu Musa Al-Ash’ari relató que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“El creyente que lee el Corán es como el limón, su olor y su gusto son buenos; el creyente que no lee el Corán es como el dátil: no tiene olor y su gusto es bueno; el hipócrita que lee el Corán es como la albahaca: su olor es bueno y su gusto es amargo; y el hipócrita que no lee el Corán es como la coloquíntida [clase de pepino]: no tiene olor y su gusto es amargo”. (Al-Bukhari y Muslim)

‘Abdullah Ibn ‘Umar relató que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Por éste Libro, Allah elevó a unos pueblos y rebajó a otros”. (Muslim)

‘Abdullah Ibn ‘Amru Ibn Al-‘As relató que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Se dirá al que leía el Corán: recita melodiosamente como recitabas en la tierra, tu grado [en el Paraíso] será en función de la última aleya que recites”.

(Ahmad, Abu Dawud, At-Tirmidi)

‘Abdullah Ibn ‘Umar relató que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Los celos están prohibidos a excepción de dos casos: a un hombre al que Allah le dio el Corán y lo pone en práctica noche y día y a un hombre al que Allah le dio dinero y lo gasta [por Su causa] noche y día”.

(Al-Bukhari y Muslim)

Y el que aprende [el Corán] debe revisarlo bajo la preocupación de olvidar rápidamente lo que aprendió, el Imam Al-Bukhari narró según Abu Musa que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Revisad el Qurán, ya que Por el Que tiene mi alma en Su mano, que es más rápido en escaparse [de la memoria] que un camello que no está atado”

18 . No dejes a tus  hijos frecuentar a los hijos de la gente maleducada, dado que eso hará que cojan sus malas costumbres, y ello destruirá lo que aprendió. El poeta dijo: “El hijo aprende lo que se le da y no lo olvida, ya que su corazón es como una joya pura. Grava en su corazón lo que quieras, él se acordará”. El espíritu del hijo está vacío, dispuesto a aceptar todo, como se dijo: “ [Enseñar a un hijo] durante la juventud es como grabar en una piedra”.

19 . No hay que dejar al hijo salir de noche, dado que los diablos salen en ese momento y pueden dañarle. El Imam Al-Bukhari narró según Jabir Ibn ‘Abdillah que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Cuando el sol se va, haced que regresen vuestros hijos, ya que los demonios salen en ese momento. Luego cuando haya pasado una hora, dejadles y cerrad las puertas mencionando el nombre de Allah, puesto que los demonios no pueden abrir una puerta cerrada”.

20 .  A veces hay que dejar al hijo jugar solo, porque si se le impide constantemente jugar, será menos disponible intelectualmente y se aburrirá.

Si los padres quieren educar a sus hijos, que les den una educación islámica, que les enseñen el Corán y la Sunna. De entre las cosas que ascienden [los grados] de los padres en el más allá, si son musulmanes, es la invocación del hijo piadoso [que realiza para ellos],  como fue narrado por el Imam Muslim según Abu Huraira, que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Cuando el hijo de Adam muere, sus obras se detienen, excepto por tres de ellas: una limosna continúa, un conocimiento del cual se beneficia la gente y un hijo piadoso que invoca por él”.

Abu Huraira relató que el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- dijo:

“Se elevará el rango del siervo piadoso hacia el paraíso y él dirá: ¿Oh Señor, cómo podría tener esto? Se le dirá: gracias a la petición de perdón de tu hijo por ti”.

(Sahih Al-Musnad)

Si los padres y los hijos son piadosos, pero éstos últimos no alcanzan el nivel de sus padres, Allah los elevará al nivel de sus padres, Allah –alabado y ensalzado sea- dice:

“Reuniremos con los creyentes a los descendientes que les siguieron en la fe. No les menoscabaremos nada de sus obras. Y no disminuiremos el merito de sus obras, cada [uno tendrá] lo que hubo adquirido”. (At-Tur: 21)

El hijo puede ser una bendición para sus padres, obedeciéndoles, siendo bueno con ellos, y es lo que los piadosos piden a su Señor, como Allah –alabado y ensalzado sea- dice:

“Y los que dicen: “Señor, haz de nuestras esposas y de nuestros hijos la alegría de nuestros ojos y haz de nosotros guías [modelos] para los piadosos”.

21 . Hay que tratar de que el hijo frecuente a la gente piadosa, por ello esta madre piadosa como fue Umm Sulaym llevó a su hijo Anas al Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- diciéndole: Oh Mensajero de Allah, Anas está a tu servicio, invoca a Allah por él. Entonces, él dijo:

“¡Oh Señor! Aumenta y bendice su riqueza y sus hijos”.

Umm Hudaifa preguntó a su hijo Hudaifa Ibn Al-Yaman: ¿Cuándo debes verlo? Refiriéndose al Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el-. Yo le dije: no lo pude ver desde, tanto y tanto. Ella no cesó de reprocharme, y le dije: déjame, iré a rezar con el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el- la oración del maghrib y le pediré que pida perdón por ti y por mí. Fui a ver al Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con el-, realicé la oración del maghrib con él, se fue y le seguí. Escuchó mi voz y dijo: “¿Quién es?, ¿Hudaifa?“ Yo dije: “Sí, soy yo”. Él dijo: “¿Qué deseas, que Allah te perdone así como a tu madre? Él dijo: Este ángel jamás descendió sobre la tierra antes de esta noche, él pidió permiso a Allah para saludarme y me anunció que Fátima es la princesa de las mujeres del paraíso”.

(At-Tirmidi)

Los padres deben hacer muchos esfuerzos en la educación de sus hijos, y la guía permanece entre las manos de Allah –alabado y ensalzado sea-. El hombre no puede guiarse por sí mismo, cómo podría hacerlo por otro? [Se encuentra un ejemplo] en Nuh, uno de los profetas de Allah que no pudo guiar a su hijo, sin embargo le incitaba a estar con ellos y no con los incrédulos, como Allah –alabado y ensalzado sea- dice:

“Nuh llamó a su hijo, que se había quedado aparte [no muy lejos del arca]: “¡Hijito [Ya bunayya]! Sube con nosotros, no te quedes con los infieles”. Él respondió: “Me refugiaré en una montaña que me proteja del agua”. Y Nuh le dijo: “Hoy nadie encontrará protección contra la orden de Allah, [todos perecerán] salvo aquél de quien Él se apiade”. Se interpusieron entre ambos las olas y [el hijo] fue de los que se ahogaron. (Hud: 42-43)

Lo mismo le sucedió a Ibrahim que exhortaba a su padre a que dejase de cometer politeísmo, como fue informado en numerosas suras, sin embargo no siguió los consejos de su hijo, y por el contrario dijo:

“Si no cesas, he de lapidarte. ¡Aléjate de mí por algún tiempo!” (Maryam:46)

Así como nuestro Profeta Muhammad –que la paz y las bendiciones de Allah sean con el- que incitaba a su tío Abu Talib a someterse [a Allah], a pesar de todo se negó y murió en el politeísmo. Y los ejemplos son numerosos, incluso entre los salaf:

Shu’ba Ibn Al-Hajaj decía: “Tuve un hijo y le llamé Sa’d, pero no salió bien [ma sa’ada]. Le decía: ves a ver a Hisham Ad-Dustawa’i. Y él me respondía: prefiero divertirme con las palomas”. (Mizan Al-‘Itidal 2/122)

Isma’il Ibn Ibrahim Ibn Muqasim fue un hombre piadoso, y de entre sus hijos estaba Ibrahim, quién era un puro jahmi [seguidor de una secta desviada], decía que el Corán fue creado.

La guía está pues entre las manos de Allah, pero es necesario  realizar las causas [de la guía], y si Allah quiere el bien [para el hijo], le hará seguir los consejos [de sus padres], y si quiere otra cosa para él, hará que permanezca en su vía, como dijo el poeta: “Si la naturaleza es mala, ni el buen comportamiento ni el educador serán de ninguna utilidad”.

Algunos hijos son pruebas para sus padres, es por lo que Allah –alabado y ensalzado sea- dice:

“¡Creyentes! En algunas de vuestras esposas y en algunos de vuestros hijos tenéis un enemigo [una tentación, prueba]. ¡Tened cuidado!”. (At-Taghabun:14)

En esta aleya “en” (min, en árabe) significa: algunos.

“¡Oh Creyentes! Que ni vuestros bienes ni vuestros hijos os distraigan del recuerdo de Allah. Quienes eso hacen, son los que pierden”. (Al-Munafiqun:63)

El hijo es una prueba para sus padres si es la causa de su alejamiento de la religión.

(Ejemplos)

–  Si el padre es musulmán, su hijo se enferma y él intenta por todos los medios curarle a tal punto de acudir a los videntes o a los adivinos, lo que es de incredulidad, porque pretenden conocer lo Invisible, que solo Allah –alabado y ensalzado sea- conoce:

“Y Allah no os ha hecho conocer lo invisible”. (Al-‘Imran:179)

“Las llaves de lo Invisible están ante Él, nadie las conoce a parte de Él…” (Al-An’am:59)

Y hay muchas otras pruebas. Así, por la causa de su hijo, ése padre cometerá un acto de politeísmo.

–  Otros descuidan sus obligaciones [religiosas] para proporcionar a sus hijos sus necesidades y distraerles.

–  Otros instalan la televisión [en su casa] para distraer a sus hijos, mientras que la televisión es haram, por todo el mal que incluye: las imágenes, los instrumentos de música, observar a los hombres y a las mujeres, su adhesión a los principios de los enemigos del Islam, y otros males.

[Realizando tales cosas] el hijo puede ser un enemigo para sus padres, y no les servirá de ninguna utilidad el Día de la resurrección, al contrario, se escapará de ellos, como Allah –alabado y ensalzado sea- dice:

“El día que el hombre huirá de su hermano, de su madre y de su padre, de su compañera y de sus hijos , puesto que cada uno de ellos, ese día, estará preocupado [únicamente] por sí mismo”. (‘Abasa:34-37)

Y quienquiera que sea probado [por Allah] con un hijo desobediente, que invoque a su Señor, como Allah –alabado y ensalzado sea- dice:

“Y vuestro señor dice: invocadme, que os responderé…” (Al-Ghafir:60)

La dulzura de los padres se restringe por los límites de la Legislación, por lo que no está permitido realizar un acto ilícito por un hijo.


Nota a pie de página

  1. Zoroastrismo : Adoradores del  Ahura Mazda
  2. Relatado por Bujari y Muslim
  3. Relatado por Bujari y Muslim
  4. La Cadena de narración del hadiz es Hasan
  5. Ahmed
  6. Bujari

Este artículo ha sido extraído del libro “Mi consejo a las mujeres”  escrito por la Shaija Umm Abdillah al-Waadi’iyyah, hija del Shaij Muqbil bin Hadi, que Allah tenga misericordia con el.

Texto Original en Inglés: http://www.tarbiyyahpublishingonline.com/pdfs/21-Points.pdf

Comments(0)

Leave a Comment